Análisis Dark Souls II

Duración: 6:49

Has muerto. Has muerto. Has muerto. Por las próximas 50 horas, o más, vas a ver ese mensaje en la pantalla de tu televisor: Bienvenidos al fascinante, amplio y extremadamente peligroso mundo de Drangleic, la nueva “cajita de la muerte” donde se desarrolla Dark Souls II. En Gamer Serial estuvimos esperando esta entrega de From Software desde el momento en que vimos el primer avance. Sólo quedaba esperar si es que podría cumplir con todo lo que prometía y si nos iba a deslumbrar con innovaciones.

Veamos, la historia de este título es tan misteriosa como la del título anterior, lo que sabemos es que nuevamente fuimos maldecidos por el símbolo oscuro de los no muertos y fuimos atraídos a la tierra de Drangleic donde, y aquí vemos una similitud con el Demon’s Souls, hay un rey que está desaparecido y su reino se encuentra en pedazos.

Bosque Dark Souls 2

Creo que por aquí no es el baño…

El atractivo de Dark Souls II es su extrema dificultad, como se esperaba. Tal vez un poco mayor que la del primero, aunque no sea tan oscuro como aquél. El pensamiento que indudablemente nos invadirá al comenzar a jugar los primeros escenarios será el de “yo ya estuve por aquí”. Y, en efecto, los entornos y algunas mecánicas nuevas no sólo nos serán familiares del Dark Souls original, si no también del Demon’s Souls. Para ser honestos, hay que decir que muchas cosas de este juego fueron un copie y pegue del anterior: enemigos, efectos de sonido y varios ítems (estos podría decirse que tienen algún tipo de propósito) por no seguir enumerando.

Dark Souls II en sí es más luminoso que su predecesor, los entornos parecen ser más amplios inclusive. Los gráficos, sin ser 1080p, fueron mejorados, los movimientos del personaje son más fluidos y la interfaz de menú y creación de personaje fue cambiada también.

La música fue muy bien lograda, genera una tensión extra en las peleas con los jefes y una tranquilidad engañosa al recorrer los escenarios. La nueva funcionalidad de las hogueras tiene una buena y una mala novedad para los jugadores: la buena es que podremos transportarnos de una a otra sin necesidad de tener ningún item especial, ahorrándonos mucho tiempo y muertes al evitar recorrer escenarios; la mala es que ya no sirven para subir de nivel, ahora tendremos que recurrir a la muchacha del Demon’s Souls para esto. Otra novedad que trae el juego es la de eliminar a los enemigos de un nivel ya completado, no todos reaparecerán una vez que toquemos las hogueras, ahora los podremos recorrer más libremente, por suerte, pero el lado negativo es que no tendremos tantos enemigos para recolectar almas en pasadas gloriosas como en las entregas anteriores.

El atractivo de Dark Souls II es su extrema dificultad, como se esperaba, tal vez un poco mayor que la del primero, aunque no sea tan oscuro como aquél.

Lo que hace increíblemente bien Dark Souls II es frustrar a su jugador innumerables veces, matándonos de muchas maneras distintas y a veces de la misma forma también. ¿Cómo puede ser que haya matado a esos espadachines tan fácilmente la primera vez y en la segunda tras un simple descuido me hayan eliminado? Dark Souls II es así, nos castigará una y otra vez hasta que aprendamos a no subestimar ni al más mínimo enemigo. Si vemos un ítem solitario, seguro que es una trampa. Si vamos subiendo por una colina con pendiente, lo más probable es que una roca caiga sobre nuestras cabezas. Todas estas cosas ya no nos sorprenderán al comenzar el nuevo juego +, que se habilita una vez concluida la historia principal, sin embargo tendremos que lidiar con la dificultad, que aumenta considerablemente.

Lo que nos mantiene en la silla jugándolo es el nivel de satisfacción que nos genera el superar los desafíos a los que nos somete la dificultad del juego y el conseguir mejores poderes, armas y habilidades para afrontar los mismos. También provoca una cierta adicción recorrer todo el mapa y conocer cómo llegar a cada parte de Drangleic, algo que también lo hacía acertadamente la primera parte, pudiendo llegar al mismo destino utilizando diversos caminos, obviamente enfrentando enemigos más o menos accesibles según la ruta que tomemos.

Y lamentablemente, en la categoría de enemigos más accesibles no podremos incluir a los invasores. Éstos aparecerán en el momento menos pensado para acabar con nuestras ilusiones de llegar a ese jefe tan difícil que nos tiene a mal traer. Lo que los invasores tendrán que tener en cuenta esta vez es que los enemigos de los escenarios también podrán verlos como enemigos a ellos, equilibrando de una buena vez la balanza hacia el lado del invadido.

Viejo cazador de dragones Dark Souls II

Viejo amigo con las mismas intenciones

Dark Souls II nos puede aportar aún más horas de juego si es que nos dedicamos a explorar a fondo los nuevos pactos y sus beneficios a la hora de jugar en línea. Como sabemos del primer Dark Souls, esta inteligente manera de mezclar la jugabilidad de un jugador, típica de este género, con un modo multijugador muy agresivo, por suerte continúa y nos ofrece nuevas maneras de subir de nivel que será decisión de cada jugador el experimentarlas.

Lo que hace increíblemente bien Dark Souls II es frustrar a su jugador innumerables veces, matándonos de muchas maneras distintas y a veces de la misma forma también.

Por el lado negativo podríamos decir que hay algunas texturas de baja resolución, por ejemplo en ciertas paredes, que no se condice con un juego que sale casi al final de esta generación de consolas. También las partes que pueden ser consideradas como copiadas y pegadas de entregas anteriores nos hacen pensar si realmente era necesario que sean tan parecidas. Un bug curioso que experimentamos fue que nuestro personaje, creado de sexo masculino, al retomar la partida en otro momento, nos dimos cuenta de que se había vuelto una chica (no es que eso tenga algo de malo). Esperemos que haya pronto un parche que pueda solucionar este problema.*
En resumen, si jugaste a Demon’s Souls y Dark Souls y te gustaron, te vas a sentir como en tu casa con esta nueva entrega de From Sofware. Dark Souls II es cruel, atrapante, hermoso y nos dejará con ganas de experimentar cada rincón de Drangleic hasta volvernos el no muerto más fuerte que no hará más que reírse de la frase “Has muerto”.

*Nota de la redacción:
Después de una breve investigación, nos dimos cuenta que cierto ataúd es el que produce el cambio de género en nuestro personaje, lo cual es algo deliberado del juego. Al tiempo de realizar el análisis, no lo sabíamos, mil disculpas a los fanáticos.

DARK SOULS II
Plataformas: PlayStation 3 / Xbox 360 / PC
Desarrollado por: From Software
Distribuido por: Bandai Namco
Género: RPG de acción / Hack and Slash
Fecha de lanzamiento en EE.UU.: 11/03/2014 (PS3 y Xbox 360) – 24/04/2014 (PC)

Analizado por: Pepenudo – Analizado en: PS3
Escrito y narrado por: Pepenudo
Editado por: Nesherius

Las cosas buenas

  • Dificultad desafiante y atrapante.
  • Mejora de los conceptos de la primera parte.
  • Gráficos y música atrapantes.

Las cosas malas

  • Personajes repetidos o demasiado similares a la entrega anterior.
  • Pese a la mejora de los gráficos se encuentran partes no muy pulidas.