Análisis Mortal Kombat X

Duración: 8:38

De los muchos triunfos que cosechó el Mortal Kombat lanzado en 2011, sin dudas el más importante fue el haberle devuelto la frescura a una franquicia que llevaba años sin publicar un juego realmente trascendente o exitoso. El noveno Mortal Kombat supo recuperar los mejores elementos de los títulos clásicos de la serie y mezclarlos con algunas de las características más interesantes de la época 3D, consiguiendo una jugabilidad que logró cautivar por igual a nuevos jugadores, a los fanáticos de todas las etapas de la franquicia y a los profesionales de los juegos de peleas. Ante el éxito de ventas y críticas, NetherRealm Studios se vio enfrentado a la nada envidiable tarea de crear una continuación que estuviera a la altura. Hoy, tras varios años de espera y una intensa campaña de promoción que se encargó de cebar a los fans y de mantener alto el interés por la secuela, finalmente podemos contestar la gran pregunta: ¿Es Mortal Kombat X un digno sucesor del excelente juego de 2011?

La historia básicamente es la lucha entre tres facciones por el control de un amuleto

La historia básicamente es la lucha entre tres facciones por el control de un amuleto

La historia de Mortal Kombat X se desarrolla en varios períodos diferentes de tiempo, aunque está ambientada principalmente 25 años después del final del juego anterior, y narra el enfrentamiento entre las fuerzas de La Tierra, el Infierno y el Mundo Exterior para conseguir un amuleto sagrado que es clave para liberar al dios caído Shinnok. El recurso de los saltos temporales se utiliza con efectividad a lo largo de la entretenida historia, y nos muestra varias interpretaciones diferentes de los luchadores en distintos momentos de sus vidas. El hecho de utilizar el futuro como marco narrativo también permite la introducción de varios personajes nuevos que encajan perfectamente con el colorido elenco tradicional de la serie.

Mortal Kombat X ofrece un aspecto gráfico increíble que mejora ampliamente todo lo visto en su predecesor. Los modelos de los personajes son más complejos, las texturas más detalladas y realistas y las animaciones de los luchadores se sienten más fluidas y naturales. La mayoría de los personajes han sido rediseñados y algunos de ellos (como Johnny Cage, Sonya, Liu Kang y Kung Lao) tienen un aspecto casi completamente diferente al que tenían en el juego anterior. Las luchadoras hacen gala de figuras más proporcionadas y menos exageradas y, en ciertos casos, llevan trajes un poco menos reveladores, aunque sigue habiendo una abundante cantidad de fanservice. Durante los combates, el daño en el cuerpo de los luchadores se refleja de manera mucho más sutil que en el anterior Mortal Kombat, algo que contrasta con el desmedido exceso de los X-Ray Moves y las Fatalities.

MKX - Liu Kang vs Kung Lao

Los escenarios son un deleite para la vista; en cada arena abundan los detalles interesantes y siempre hay algún elemento en movimiento en los fondos. Varias locaciones ofrecen características climáticas, como la incesante nevada en el Templo Lin Kuei o el tormentoso oleaje del puerto de La Kala en el Mundo Exterior. Además, existen varios puntos de interacción en cada escenario (como ya implementó el estudio en Injustice: Gods Among Us) que convierten a las arenas en una parte integral del combate en lugar de ser meras decoraciones que acompañan a la acción. A pesar de los modelos más complejos para los luchadores y de los increíbles escenarios, el juego mantiene la tasa de frames de 60 cuadros por segundo sin problemas durante los combates, excepto durante los X-Ray Moves y las secuencias de introducción y cierre de cada lucha, donde se puede notar una leve caída en la fluidez de las animaciones.

Los escenarios son un deleite para la vista; en cada arena abundan los detalles interesantes y siempre hay algún elemento en movimiento en los fondos

En el apartado sonoro, Mortal Kombat X no se aleja mucho de lo que la serie nos tiene acostumbrados. Los efectos de sonido acompañan a la perfección las peleas y ayudan a acentuar la brutalidad de los ataques de los luchadores. La banda sonora cuenta con composiciones interesantes que acompañan la acción adecuadamente, alternando entre melodías sinfónicas con aires orientales y composiciones más rockeras guiadas por guitarras distorsionadas. La mezcla de sonido por defecto hace que la música pase un poco desapercibida, por lo que puede ser necesario subirle un poco el volumen a la banda sonora para apreciarla mejor.

Aunque la presentación en general es excelente, donde realmente brilla Mortal Kombat X es en su jugabilidad. Los controles han sido refinados y la física ligeramente alterada, por lo que ahora es aún más sencillo encadenar los golpes en combos devastadores. Esto es más notable en ciertas combinaciones aéreas que son ahora más sencillas de realizar, mientras que en el juego anterior requerían de un timing bastante más preciso.

MKX - Combo Ermac

Ahora los combos son más fáciles de ejecutar

Mortal Kombat X mantiene prácticamente intacto el motor de combate de su predecesor, lo que significa que los breakers, los X-Ray Moves y los ataques especiales mejorados están presentes, pero también recupera varias mecánicas de títulos anteriores. La diferencia que salta a la vista inmediatamente con respecto al anterior Mortal Kombat es la inclusión de tres variantes en el conjunto de movimientos de cada personaje. Este elemento de la jugabilidad se basa en la selección de estilos de combate de Deadly Alliance, de 2002, pero está implementado de manera mucho más funcional y efectiva. Cada personaje tiene una colección básica de ataques regulares, combos y ataques especiales que son comunes a cada variante, mientras que cada uno de los tres estilos agrega sus propios movimientos especiales y combinaciones. Esto produce resultados muy interesantes, pues cada versión de un personaje puede llegar a ser notablemente diferente de las otras, asegurando que el jugador deba probar todos los estilos de cada luchador para descubrir el que mejor se ajusta a sus necesidades y estrategias, aumentando enormemente la rejugabilidad. Cada variante también altera ligeramente el aspecto de los personajes, para proporcionar pistas visuales sobre cuál es el estilo que un luchador está utilizando. Mientras que en Deadly Alliance era posible cambiar el estilo de combate durante la pelea, para elegir una nueva variante en Mortal Kombat X es necesario volver a la pantalla de selección de personajes, lo que ayuda a enfocarse con mayor énfasis en un sólo estilo a la vez.

Cada uno de los tres estilos agrega sus propios movimientos especiales y combinaciones. Esto produce resultados muy interesantes, pues cada versión de un personaje puede llegar a ser notablemente diferente de las otras

Otra característica que no estaba presente en el juego anterior es la posibilidad de interactuar con los escenarios. Esta mecánica, como mencionamos, se basa en la implementada en Injustice: Gods Among Us, aunque tampoco es una novedad en la franquicia: Mortal Kombat 4 permitía levantar objetos del escenario y utilizarlos como proyectiles y en todos los juegos subsiguientes las arenas ofrecían diferentes niveles de interacción. En Mortal Kombat X, sin embargo, la interactividad con los fondos es mucho más dinámica y funcional al combate y en ningún momento interrumpe o demora la acción, como ocurría a veces en Injustice.

MKX - Interaccion Escenario 1

Como en Injustice, ahora se puede interactuar con elementos del escenario

Mortal Kombat X también trae de regreso la habilidad de correr hacia el oponente, que apareció por primera vez en Mortal Kombat 3, y está acompañada de una barra de resistencia que se va descargando mientras se hace uso de la carrera y que se vuelve a llenar con el tiempo.

Aunque el juego se siente más completo, hay varios elementos del título previo que fueron eliminados. El más notable es la ausencia de la mecánica de tag teams, que permitía la selección de dos personajes a la vez que podían intercambiarse o interactuar a lo largo del combate, lo que además daba la posibilidad de que 4 jugadores se batieran a duelo. Tampoco están presentes las Babalities y no hay escenarios con Fatalities específicas.

Y hablando de Fatalities, NetherRealm Studios sigue haciendo gala de una increíble inventiva a la hora de diseñar nuevos movimientos de remate. Además de las varias Fatalities disponibles para cada personaje, Mortal Kombat X trae de regreso las Brutalities, aunque las mismas se realizan de manera diferente a lo que estábamos acostumbrados. Para liquidar a un oponente con una Brutality es necesario que el último golpe de la pelea sea un movimiento especial específico que debe ejecutarse bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, tener más de la mitad de la energía, haber conectado ciertos ataques a lo largo de la pelea o no haber perdido ningún round.

Los Brutalities regresan en Mortal Kombat X

Los Brutalities regresan en Mortal Kombat X

El menú de opciones ofrece una gran variedad de modos, tanto para jugar localmente como en línea. Además del Modo Historia, que es similar al de su antecesor, con el agregado de eventos quicktime en ciertas escenas específicas, también es posible luchar en combates individuales contra un personaje controlado por la computadora o seleccionar alguna de las Torres, que son series de desafíos de diferentes características. Mientras que la Torre Klásica reemplaza al tradicional modo de un jugador de títulos anteriores, hay una variedad de Torres seleccionables que toman el lugar del divertido Modo Desafío del Mortal Kombat de 2011, ofreciendo peleas con modificadores y retos. También hay varias opciones de entrenamiento y un modo tutorial.

Las modalidades de juego en línea se basan en un marco general conocido como La Guerra de Facciones. Al iniciar Mortal Kombat X por primera vez, el usuario debe seleccionar la facción de la que formará parte, de entre las cinco existentes. Cada combate en el que el jugador participe contribuirá con puntos para su facción y a la vez le permitirá ganar ciertas mejoras, como movimientos de remate específicos de la facción de la que forma parte. Además de los combates uno contra uno, el juego ofrece combates grupales de cinco contra cinco, el modo Rey de la Colina y las Torres Vivientes. Esta última modalidad funciona de manera similar a las Torres para un jugador, pero los modificadores de combate van cambiando una vez por hora, diariamente  o una vez por semana. En nuestra experiencia, los combates en el modo en línea funcionaron adecuadamente, pero NetherRealm aún necesita trabajar en el código de red para conseguir disminuir el lag y ofrecer mayor fluidez. También encontramos algunos problemas con la función de emparejamiento que se encarga de armar los combates en línea entre jugadores de nivel similar.

Al iniciar Mortal Kombat X por primera vez, el usuario debe seleccionar la facción de la que formará parte, de entre las cinco existentes. Cada combate en el que el jugador participe contribuirá con puntos para su facción y a la vez le permitirá ganar ciertas mejoras

Finalmente, Mortal Kombat X ofrece una nueva versión de La Krypta, donde los jugadores pueden gastar las monedas ganadas durante los combates para desbloquear diferentes premios, que van desde nuevas Fatalities y Brutalities hasta arte conceptual. En esta ocasión, La Krypta funciona casi como un juego independiente, pues se trata de un Dungeon Crawler en el que debemos recorrer las diferentes partes de un cementerio embrujado derrotando ocasionalmente a algunos enemigos y cumpliendo ciertas condiciones para desbloquear nuevas ubicaciones.

La Krypta ahora es como un minijuego en sí mismo

La Krypta ahora es como un minijuego en sí mismo

Aunque son muy pocos, hay algunos puntos negativos en la experiencia ofrecida por Mortal Kombat X. El modo tutorial es útil para dar los primeros pasos, pero no alcanza los niveles de profundidad necesarios para cubrir la totalidad del avanzado motor de combate. Por otro lado, los eventos quicktime en el modo historia son un agregado innecesario que rompen un poco con el feeling cinematográfico que el juego busca lograr. Finalmente, la inclusión de microtransacciones que le facilitan el camino a los usuarios también parece poco adecuada en un título de esta categoría.

Estas críticas, sin embargo, no empañan el magnífico trabajo de NetherRealm Studios. Mortal Kombat X nos ofrece una presentación excelente que acompaña a una jugabilidad compleja y profunda, pero que nunca deja de ser accesible. Las variantes en los luchadores, la gran cantidad de opciones y modos, y la interesante historia garantizan que volveremos al juego una y otra vez.

Mejorando prácticamente todo lo ofrecido por su predecesor, Mortal Kombat X no sólo se convierte en la entrada definitiva de la franquicia, sino también en uno de los mejores títulos disponibles en el género de los juegos de lucha.

MKX - Fatality SubZero

Mortal Kombat X
Plataformas: PS4 / Xbox One / PC
Desarrollado por: NetherRealm Studios
Distribuido por: WB Games
Género: Peleas
Fecha de lanzamiento: 7/04/2015 – Junio de 2015 en Xbox 360 y PS3

Analizado por: Gimbly – Analizado en: PC – Imágenes capturadas en Xbox One
Escrito por: Gimbly
Narrado y editado por: Nesherius

Las cosas buenas

  • Jugabilidad compleja y profunda, pero sumamente accesible
  • Las variantes en el estilo de combate de cada luchador
  • Excelente presentación

Las cosas malas

  • Las microtransacciones
  • Modo Tutorial demasiado simple
  • El lag en los combates online