Nuevo parche de Dying Light impide que los fans creen mods para el juego

http://www.gamerserial.com/wp-content/uploads/2014/09/Dying-Light-1050x682.jpg

El recientemente liberado parche 1.2.1 de Dying Light tuvo un efecto secundario que molestó a muchos jugadores: bloqueó la posibilidad de crear mods para el flamante título de Techland.

En un comunicado oficial, los desarrolladores explicaron la situación: “Con el reciente parche 1.2.1 en Steam, intentamos bloquear las trampas para asegurarnos de que los jugadores no se abusen en el modo ‘Sé el zombie’. Ésto, sin embargo, acarreó como efecto secundario la obstaculización a los creadores de mods a la hora de hacer cambios en el juego. Crear ese tipo de obstáculos nunca fue nuestra intención. Estamos trabajando tan rápido como podemos en un parche que vuelva a habilitar las modificaciones más comunes, al tiempo que mantenga el bloqueo a las trampas en los modos multijugador. En Techland siempre hemos apoyado a la comunidad de creadores de mods y nos encanta ver cómo nuestro propio juego puede ser modificado por los jugadores. Una gran parte del éxito del Dead Island original se debió a la pasión y la creatividad que trajeron los creadores de mods de nuestra comunidad. Queremos que lo mismo ocurra con Dying Light“.

La actualización en cuestión incluye, además, otros importantes cambios, mejoras y correcciones de errores que afectan tanto la jugabilidad como el desempeño del juego, por lo que el equipo de Techland sigue recomendando a los usuarios que descarguen el parche y lo instalen, hasta el punto en que un representante de la compañía declaró que, al utilizar el título sin el parche, se está utilizando prácticamente un juego diferente.

En Europa y Asia, la versión digital de Dying Light salió a la venta el 27 de enero en PC, Xbox One y PS4, y se espera que las copias físicas del juego se editen a partir del 27 de febrero. El parche se encuentra disponible para todas esas versiones desde el momento del lanzamiento. En América el juego ya está disponible para comprar, tanto en su versión digital como física.