Avance Evolve

Escrito, narrado y editado por: Nesherius
Duración: 7:04

Te presentamos un avance previo de Evolve, después de jugar durante todo un fin de semana a la beta abierta en Xbox One.

Tengo que ser sincero, a Evolve no lo tenía en mi “radar” como uno de los juegos más esperados de este año. Y en realidad, no es tan insólito pensar que así sea, porque es un shooter en primera persona (¿qué tan distinto a otros shooters en primera persona puede ser?), y con semejante cantidad y calidad de títulos que se vienen en el 2015 (pronto van a poder ver nuestro top 10 de juegos más esperados del año) quedaba relegado a un segundo plano.

Pero después de que ganara muchos premios durante la pasada E3 y una nota central que fue portada de la revista estadounidense Game Informer (una de las más importantes de aquel país en materia de videojuegos), llamó mi atención. Y tras interiorizarme respecto al juego, quedé intrigado. Como ya dijimos, es un shooter en primera persona, ambientado en el espacio exterior, más precisamente en el planeta Shear, donde se ha establecido una colonia humana. Pero es un shooter en primera persona asimétrico. ¿Así qué? AsimétricoLo cual significa que un equipo tiene menos integrantes que el equipo rival. Específicamente, es un 4 contra 1. Sí, ya sé lo que estás pensando: “es una locura, ¡va a ser totalmente desparejo!”. Pero no. El detalle es que son 4 humanos contra un monstruo. Bien grande y poderoso.

Hace poquitos días tuvo lugar la beta abierta para todo el mundo en Xbox One, y tuvimos la chance de comprobar in situ qué tan innovador y balanceado es en realidad el juego. Y nos impresionó.

Los 4 jugadores humanos conforman 4 clases, cada uno de los jugadores debe elegir su orden de preferencia para cada una de ellas, pero en un combate todas las clases deben estar presentes. Por ello, el equipo humano siempre está conformado por un miembro de Asalto, el que carga con las armas pesadas y será el encargado de infligir el mayor daño al monstruo; un Médico, encargado de curar y mantener con vida al grupo, que deberá mantener cierta distancia respecto del monstruo; un Trampero, que será quien rastree al monstruo y una vez localizado lo encierre en una especie de campo de fuerza para evitar que escape; y un miembro de Apoyo, que tiene tareas tanto de ataque como de defensa.

Cada una de las clases requiere un estilo de juego totalmente diferente. En mi caso particular, por ejemplo, no me fue para nada bien cuando jugué como Médico o Apoyo, pero sin embargo fue muy valioso mi aporte al equipo al ser el miembro de Asalto o el Trampero. Esto le brinda una verdadera variedad al título y muchas posibilidades de rejugabilidad, para que una vez que nos volvimos expertos con una clase podamos arrancar de cero con otra. Además, en cada una de las clases tenemos 3 personajes distintos para escoger (se agregarán más con Contenidos Descargables posteriores), y cada uno de ellos tiene armas y habilidades particulares, lo cual incrementa aún más la variedad que nos permite el juego.

En cuanto al monstruo, al igual que en las clases de humanos, podemos elegir entre 3 distintos (también se agregarán más con DLCs). La diferencia entre cada uno de ellos es más acentuada que en la del equipo de 4, con cada uno de los monstruos disponiendo de distintas formas y velocidad de movimiento, y 4 habilidades especiales únicas de cada uno de ellos. Jugar con el monstruo es una experiencia totalmente distinta, donde hay que tratar de moverse con sigilo y perder el rastro de nuestros cazadores, al tiempo que nos alimentamos de la fauna autóctona para poder evolucionar, lo que nos hace más grandes y poderosos. Jugar con el monstruo es algo que se parece más a un juego de acción/aventura que a un shooter, de hecho, a diferencia de lo que ocurre con los humanos, tomamos control del monstruo desde una perspectiva en tercera persona, con lo cual este título crea un pequeño nicho en el género.

En cuanto a su mecánica, los desarrolladores se esforzaron en buscar el balance en los enfrentamientos. Aún así, no es fácil jugar como monstruo, es complicado superar al poderío de 4 personas cuando juegan en equipo y complementándose, aunque he podido ver que algunos jugadores han sabido encontrar la manera de jugar como monstruo, y se instituyen en rivales muy difíciles de superar. Desde la otra vereda, si los 4 compañeros no están en sintonía, no permanecen juntos y no trabajan en equipo, será muy complicado que puedan ganar la partida. La exigencia de este grado de cooperación también le da un condimento interesante, aunque no novedoso, al juego.

Ayuda al balance la fauna autóctona del planeta Shear, que si bien conforma el alimento del monstruo, también puede resultar en un rival letal para el equipo de humanos. Algunos de los animales que podemos encontrar son muy poderosos y duros contrincantes, además de camuflarse muy bien con el terreno y pasar desapercibidos para atraparnos en sus fauces. Habrá que dar cada paso con mucho cuidado. Otro elemento que contribuye al balance es la energía que consume nuestro “jetpack”. El manejo de la misma será vital para no encontrarse frente al monstruo y sin posibilidad de evadir sus ataques por no disponer de energía.

Gráficamente, el juego se ve muy bien. Los diseños de los terrenos y los personajes son muy buenos y llenos de detalles. Encontramos algunos bugs en el juego, pero siendo una beta entendemos que los mismos puedan aparecer, y seguramente serán corregidos con un parche temprano al salir el título. Tampoco es que fueron bugs muy graves, salvo en una ocasión en que dos de los 4 miembros de nuestro equipo quedaron por debajo del suelo e imposibilitados de participar en la partida.

Entre los modos de juego, hay un modo de un jugador, que no probamos durante el tiempo que duró la beta. Es bueno que el título incluya la opción de jugar solo en casa, pero ciertamente la mayor atracción de Evolve es jugar con y contra otros jugadores vía Internet. Hay 4 modos multijugador, pero sólo uno estaba disponible durante la beta (Caza, en el que simplemente debemos eliminar a todos los adversarios o destruir el relé central si somos el monstruo), aunque pudimos experimentar un poco de los otros 3 modos a través de la campaña multijugador, que funciona al estilo de la implementada por Titanfall: Son 5 batallas, con modos elegidos al azar. La manera en que está presentada la campaña es mejor que la del título de Respawn Entertainment porque la historia de la misma se cuenta antes y después de los enfrentamientos, y no durante ellos. Además, quién gana afecta el resultado de la campaña y las misiones que se nos irán presentando, que se generan dinámicamente.

Los otros 3 modos disponibles son:

  • Nido, donde habrá 6 huevos que deberemos destruir antes que el monstruo los empolle y de ellos salgan otros monstruos (llamados secuaces) que, aunque menos poderosos y controlados por la IA, pueden complicarnos la tarea. Como cazadores, ganamos si destruimos todos los huevos (y los secuaces que hayan surgido de ellos) o matamos al monstruo principal. Como monstruo ganamos matando a todos los cazadores.
  • Rescate, en el que irán apareciendo civiles que como cazadores debemos rescatar, y como monstruo debemos matar. El primero en rescatar o matar 5 supervivientes gana la contienda.
  • Defensa, donde como cazadores deberemos defender de los embates del monstruo y sus secuaces los escudos de una nave que intenta escapar con sobrevivientes.

En definitiva, Evolve nos dejó un muy buen sabor de boca mientras lo probamos. Es realmente novedoso e innovador, con una mecánica de juego bien lograda y gráficos de nueva generación. Sólo resta esperar ver si logra mantener nuestro interés durante largas horas, o aún con todas sus variantes se torne repetitivo por los escasos modos de juego y cantidad de mapas.

Evolve
Turtle Rock Studios / 2k Games
Lanzamiento en EE.UU.: 10/02/2015 para PlayStation 4, Xbox One, PC