Los desarrolladores podrán utilizar mejor el poder de Xbox One

http://www.gamerserial.com/wp-content/uploads/2014/09/xbox-one.png

Microsoft ha comenzado, desde Diciembre del año 2014, a distribuir una nueva versión de su kit de desarrollo de software que permitirá los creadores de juegos utilizar mejor el hardware de Xbox One.

La mayor novedad de este SDK actualizado es la capacidad de aprovechar, de manera directa, un pequeño bloque de memoria dedicada del tipo ESRAM para mejorar la velocidad en el movimiento de información desde y hacia el procesador gráfico de la consola. Si bien esta característica siempre estuvo disponible en Xbox One, las versiones anteriores del kit de desarrollo no contenían medios simples para emplearla. ¿Cómo va a reflejarse ésto en los juegos? La mayor velocidad de procesamiento de datos en la GPU de la consola mejorará el desempeño gráfico, permitiendo mejorar la tasa de frames usando una resolución de 1080p, es decir, una experiencia de juego más fluida en alta definición.

Otra novedad importante es que los programadores podrán ahora utilizar el séptimo núcleo del procesador, que antes era exclusivo de Kinect (recordemos que Xbox One cuenta con un procesador AMD con ocho núcleos que pueden trabajar de manera independiente). Si bien este núcleo seguirá administrando algunos comandos básicos de Kinect, los desarrolladores podrán aprovecharlo para mejorar la capacidad general de procesamiento de datos de la consola, a expensas de la mayoría de las funcionalidades que Kinect ofrece (es decir que en los juegos no se podrán utilizar características como detección de movimientos o comandos de voz).

Microsoft ha aclarado que seguirá mejorando las herramientas de desarrollo, por lo que es posible que en un futuro no muy lejano la potencia de la consola pueda ser exprimida aún más por diseñadores y programadores.