Análisis Assassin’s Creed Unity

Duración: 9:28

La saga Assassin’s Creed es una de mis favoritas de los últimos tiempos. Desde el primer título, lanzado allá por el 2007, hasta hoy, he jugado a todos los juegos de la serie, salvo al Liberation, que salió originalmente sólo para PS Vita. A pesar de esto, siempre he criticado el ritmo de lanzamiento de los juegos, me parece que un título por año no permite que el público de la saga tenga un descanso, mientras que al mismo tiempo atenta contra la calidad del producto. Tras el muy buen primer juego y una excelente segunda entrega con la introducción del indiscutible mejor protagonista de la serie, Ezio Auditore da Firenze, cada uno de los siguientes juegos ha ido decreciendo en calidad, desde un buen Brotherhood, pasando por un muy regular Revelations y un directamente malo Assassin’s Creed III, especialmente desde el punto de vista de la historia. Dejo afuera a Black Flag, que sí representó una mejora respecto de su antecesor, porque, a pesar de llevar el nombre de la serie en su título y pertenecer al mismo género, se sintió más como un muy buen juego de piratas que como un clásico título de la saga.

Pese a todo esto, esperaba que Assassin’s Creed Unity pudiera devolverle a la serie la frescura, la innovación y la excelente historia que vimos en los dos primeros juegos, en gran parte gracias a los trailers y demostraciones que vi desde la E3. ¿Habrá cumplido mis expectativas?

Assassin's Creed Unity - Muchedumbre

París rebosa de gente. Por primera vez en la saga, las ciudades parecen verdaderamente vivas

En principio, Unity es un típico juego de Assassin’s Creed. El parkour y el sigilo están presentes todo el tiempo, aunque introdujeron grandes cambios en la manera de jugarlo, reincorporando el modo sigilo con un botón del joystick y un completamente renovado sistema de lucha, que a los veteranos de la serie nos costó bastante adaptarnos. Sumado a esto, dado que estamos casi en el inicio del Siglo XIX, las armas de fuego tienen mucho mayor prominencia, con lo cual se complica poder salir con vida de un enfrentamiento contra numerosos enemigos entre los cuales varios de ellos se encuentran armados. También me resultó difícil adaptarme a la novedad de que no disponemos de todas las habilidades típicas de un asesino desde el inicio, como el asesinato doble o el aéreo, sino que debemos ir adquiriendo estas habilidades con puntos que ganamos al completar misiones de la campaña de un jugador o multijugador online. Sí me pareció genial la nueva manera de encarar las memorias finales de cada secuencia, donde debemos realizar el asesinato de la persona a la que estuvimos investigando durante toda la secuencia. Al iniciar la misión, se nos presenta una breve introducción sobre la situación y se hace zoom en puntos débiles que podemos explotar para facilitar nuestra tarea y llegar hasta nuestro objetivo furtivamente y sin ser detectados. Es un regreso a los orígenes de Assassin’s Creed, y es muy bienvenido.

Me pareció genial la nueva manera de encarar las memorias finales de cada secuencia, donde se nos presenta una breve introducción sobre la situación y se hace zoom en puntos débiles que podemos explotar

Además de las misiones principales que hacen avanzar la historia, hay un sinfín de misiones secundarias, de todo tipo y color. Parece increíble que al primer Assassin’s Creed se lo criticara por su falta de variedad y lo repetitivas de sus misiones, y que hoy se critique a Unity por la exagerada cantidad de cosas para hacer. Sí, también podemos criticar a un juego por tener DEMASIADAS cosas para hacer. Una cosa es tener la opción de hacerlas, como en GTA V, y otra cosa tener que hacerlas para poder progresar más rápidamente en el juego. El mapa es un arcoiris de colores y está totalmente tapado de íconos todo el tiempo, a pesar de que la mayoría de los objetos recolectables, como las escarapelas y los cofres, no aparecen en el mapa salvo que los hayamos visto con nuestra visión de águila o hayamos pasado por el lugar en que se encuentran.

Assassin's Creed Unity - Mapa

El mapa es un arcoiris de colores. A mucha gente le gustará tener tantas opciones, para nosotros es demasiado

De cualquier manera, cantidad no implica calidad, y muchas de estas misiones secundarias serán muy aburridas o fáciles de hacer. Pero sí debemos destacar las nuevas misiones de investigación, donde deberemos resolver un asesinato mediante el hallazgo de pistas, y nuestro propio pensamiento deductivo que nos lleve sin errores a acusar al sospechoso correcto. Es un sistema casi perfecto para la investigación de crímenes, que ni siquiera juegos específicos del género policial y detectivesco habían conseguido crear (el caso del Murdered: Soul Suspect, por ejemplo).

También son interesantes y novedosas las Distorsiones de Helix, que nos permiten saltar a una París de otra era, aunque el recolectar paquetes de datos no me haya parecido particularmente divertido.

Assassin's Creed Unity - Distorsiones de Helix

Las Distorsiones de Helix son imaginativas y novedosas

Además de todas estas cosas para hacer, se estrena Assassin’s Creed Initiates, un sistema de progreso similar al Elite de Call of Duty que nos dará recompensas por nuestro progreso en todos los juegos de la serie, y para lo cual debemos registrarnos en su sitio web con nuestra cuenta de Xbox Live, PSN o Steam. Y, por si fuera poco, también tenemos la aplicación para celulares y smartphones, que complementa al juego. Lo malo de estas dos novedades es que tenemos en el juego ciertos cofres que sólo podremos abrir si nos registramos en Initiates y utilizamos la app (los amarillos y los celestes, respectivamente). Esta política de Ubisoft, de forzarnos de alguna manera a utilizar programas externos para aprovechar el 100% del juego, no nos parece adecuada, correcta ni respetuosa para con aquél que compró su juego. Bienvenida sea la posibilidad de utilizar la aplicación y el sistema de progresión de Initiates, pero no nos gusta que nos obliguen a utilizarlos para desbloquear todo el contenido del juego, por el cual hemos pagado bastante dinero.

Esta política de Ubisoft, de forzarnos a utilizar programas externos para aprovechar el 100% del juego, no nos parece adecuada, correcta ni respetuosa para con aquél que compró su juego

Una de las cosas por las cuales el primer Assassin’s Creed brilló fueron sus excelentes controles para dominar el parkour. Pero hace varios juegos, especialmente desde Revelations, que la serie tiene problemas con ésto, con controles muy imprecisos que muchas veces logran que nuestro personaje no haga lo que pretendemos. A pesar de los cambios en los controles que ya comentamos, estos problemas continúan, e incluso me arriesgo a decir que están peores que nunca. Tareas muy simples, como bajar de una baranda o ingresar a una ventana, muchas veces nos tomará varios intentos, lo que al suceder en repetidas ocasiones resultará en una gran frustración y un tremendo deseo de arrojar el joystick contra la pared y prenderle fuego al disco del Unity.

Assassin's Creed Unity - Ventana

Parecería (y debería) ser algo sencillo de hacer…

No son los únicos problemas técnicos del juego. Si estuvieron leyendo Internet por estos días encontrarán innumerables quejas de los usuarios, desde problemas de cámara, pasando por texturas que no cargan, animaciones extrañas, comportamientos raros de los NPCs, paredes invisibles, caída del framerate y lo peor de todo, un Arno (nuestro personaje) que atraviesa el suelo o se queda atascado sin razón. Sumados a todos estos bugs, muchos usuarios también hemos tenido problemas para conectarnos al modo multijugador. Ubisoft ya ha lanzado varios parches para tratar de solucionar estos inconvenientes, pero en Gamer Serial creemos que un juego con tal cantidad de errores no debería haber salido a la venta en primer lugar. La exigencia de tener en el mercado un juego por año de la saga otra vez atentó contra el producto final.

Assassin's Creed Unity - Bugs

Esa contorsión… ¡más que dolorosa parece imposible! ¡Mis piernas…!

A pesar de todos estos problemas técnicos, cuando Unity funciona bien se ve fenomenal. Los gráficos son increíbles, el nivel de detalle es asombroso y ver enormes muchedumbres protestar y peregrinar en las calles de París es algo que sólo habíamos visto en juegos como Dead Rising 3. Es la primera vez en la saga que una ciudad parece verdaderamente viva y desbordante de gente.

En cuanto al argumento, desde el fin de la historia de Desmond en Assassin’s Creed III que lo que sucede en el presente es prácticamente irrelevante. Respecto al pasado, la época de la Revolución Francesa tenía mucho potencial para ser explotado, pero lamentablemente la historia es muy simplona. El único giro argumental se lo ve venir prácticamente desde el principio. Es como si no se hubieran esforzado para nada en escribir una historia interesante, algo que en lo particular a mí me había parecido de lo más destacable en los dos primeros títulos de la saga. Para colmo, parecen dos historias pegadas con cola (justamente el cambio es en el “giro argumental” que comentábamos) para que no quedara un juego muy corto. Arno, como Connor, vuelve a ser un protagonista flojo, aunque tiene más personalidad y su relación con Elise es interesante. Podemos rescatar que las actuaciones de voz están muy bien. Como siempre, aparecen un par de personajes históricos importantes, pero igualmente no alcanza para salvar a la historia en su totalidad. Una desilusión.

Los gráficos son increíbles, el nivel de detalle es asombroso, con enormes muchedumbres protestando y peregrinando en las calles de París. Es la primera vez en la saga que una ciudad parece verdaderamente viva y desbordante de gente.

Otra decepción fue el modo cooperativo de 4 jugadores. Creí que el mismo estaría disponible durante las misiones de la campaña, al estilo de Dark Souls o Destiny, pero en su lugar es el reemplazo del modo multijugador competitivo de los juegos anteriores, y las misiones son adicionales a las de la campaña de un jugador. Además, varias de las misiones están limitadas a sólo 2 jugadores, en lugar de 4. No me malentiendan, el modo es muy entretenido, pero me decepcionó porque yo creí que sería otra cosa, que de haber sido como yo imaginaba hubiera verdaderamente revolucionado la saga. Y además porque no esperaba que eliminaran el muy buen modo multijugador competitivo. Se lo extraña.

Assassin's Creed Unity - Multijugador cooperativo

Dos contra uno… ¿no será abusivo?

En resumen: Tenía la ilusión de que Unity significara el regreso a los mejores tiempos de Assassin’s Creed, los tiempos de Altaïr y Ezio, a pesar de que saliera a la venta sólo un año después de su antecesor. Pero me choqué con la dura realidad de que Unity es más de lo mismo, y que acelerar los tiempos de desarrollo para cumplir con una fecha de salida conspira contra la calidad del juego. Los fans de la saga lo disfrutarán igual, pero de todas maneras esperemos que sea barajar y dar de nuevo para Ubisoft. Y que por favor, ¡por favor! le den más tiempo de desarrollo al próximo título de la serie y tengamos un 2015 sin Assassin’s Creed*.

* N. de la R.: Tras la redacción de este análisis se filtró un video del Assassin’s Creed que teóricamente saldrá en 2015, así que una vez más nuestro deseo no fue satisfecho…

Assassin’s Creed Unity
Plataformas: PS4 / Xbox One / PC
Desarrollado por: Ubisoft Montréal
Distribuido por: Ubisoft
Género: Acción/Aventura
Fecha de lanzamiento en EE.UU.: 11/11/2014

Analizado por: Nesherius – Analizado en: Xbox One
Escrito, editado y narrado por: Nesherius

Las cosas buenas

  • Muchas opciones para asesinar a nuestro objetivo al final de cada secuencia
  • Gráficos increíbles, con excelente nivel de detalle y gran cantidad de gente poblando las calles
  • Las misiones de investigación son mejores que las que se encuentran en juegos específicos del género

Las cosas malas

  • Rebosante de bugs que afectan a la experiencia de juego
  • Una historia simple, poco inspirada y aburrida
  • En el fondo sigue sin innovaciones respecto a juegos anteriores