Análisis Middle-Earth: Shadow of Mordor

Duración: 7:32

Tratando de explotar un poco el éxito en cine de la trilogía de El Hobbit, Warner nos propone volver a Tierra Media en los videojuegos con Middle-Earth: Shadow of Mordor, un título de acción/aventura en donde encarnas a Talion, un explorador de Gondor que está protegiendo la Puerta Negra que comunica ese país con Mordor. Pero, ¿estará el juego a la altura de la gran obra literaria de J.R.R. Tolkien?

La historia de este título transcurre después de que Bilbo adquiriera el Anillo Único de Gollum, y demás acontecimientos relatados en el Hobbit, pero antes de que Sauron se alzara nuevamente en Mordor y Bilbo le entregara el Anillo a Frodo, como se nos cuenta en el inicio de El Señor de los Anillos.

Ni bien empezamos a jugar se nos cuenta la historia de nuestro personaje, Talion. Una fuerza invasora de Orcos comandada por el más alto oficial de Sauron, llamado La Mano Negra de Sauron, hace trizas la guarnición apostada en la Puerta Negra y nos toma como prisioneros. Ante nuestra mirada, La Mano Negra de Sauron asesina a nuestro hijo y nuestra esposa y luego a nuestro propio personaje, en un ritual para invocar a Celebrimbor, un elfo de tiempos ancestrales que uds. sabrán qué rol desempeña en la historia si leyeron El Silmarillion o avanzan en la historia del juego. Pero esta ceremonia le sale mal al súbdito de Sauron, ya que el espíritu del elfo finalmente posee a Talion, librándolo de la muerte y buscando así rememorar su propia historia, que no recuerda bien.

Talion y Celebrimbor

Talion y Celbrimbor, el espíritu elfo que lo salva de la muerte y le concede habilidades especiales

Al principio, entonces, el argumento es muy superficial, siendo una mera búsqueda de venganza por parte de nuestro personaje y de autodescubrimiento por parte del elfo que nos posee, que nos concede habilidades similares a las de un Espectro. Sin embargo, promediando el juego, se torna en algo mucho más profundo y trascendental, pero no te vamos a arruinar la historia con spoilers en este espacio. Cada tanto, aparecen personajes que podremos reconocer de los libros o de las películas, aunque muchas veces el juego se toma libertades al cambiar o ignorar ciertos eventos de los mismos (sin ir más lejos, en los libros la guarnición a la que pertenece Talion había dejado de existir hace cientos de años).

Gollum

Gollum nos sorprendió por ser una copia fiel de lo realizado por Andy Serkis en el cine

Nos encontramos en Mordor, antes de que se convirtiera en una tierra infértil y desolada. Sauron está lentamente armando su ejército de Orcos, o mejor dicho de Uruks, para intentar nuevamente alzarse con el control de Tierra Media. Mordor está habitada no sólo por Uruks, sino también por humanos que han sido tomados cautivos por estos (y cuya liberación es una de las principales misiones secundarias); Graugs gigantes que destruyen todo a su paso; Ghûls, unas alimañas carnívoras muy molestas que te atacarán siempre en gran número; Caragors, bestias voraces similares a perros, pero de mucho mayor tamaño; y diversas criaturas de menor importancia. Mordor no es muy grande y será fácil de recorrer a pie, aunque también podrás montar Graugs o Caragors, para cubrir mayor terreno en menos tiempo, una vez que desbloquees las habilidades correspondientes.

Graug

Los Graugs son gigantes que destruyen todo a su paso, y a los cuales deberás tener mucho cuidado de no acercarte

Caragor

Los Caragors pueden ser letales si no somos rápidos de reflejos

En cuanto al juego en sí, es una excelente mezcla de la furtividad y el parkour de Assassin’s Creed y una muy lograda evolución del sistema de combate de Batman Arkham City, agregando además innovaciones propias, entre las que resalta el Sistema “Némesis”. Este sistema desarrollado por Monolith le da nombre a todos nuestros adversarios en el campo de batalla, que van ascendiendo rangos en el ejército de Sauron cuando nos derrotan, cuando quedan vacantes en un lugar superior o cuando completan distintas clases de eventos que elevan su influencia y poderío, eventos que aparecerán en nuestro mapa si hemos reunido la información necesaria y en los que podremos irrumpir para cambiar su desenlace. Estos Capitanes tienen distintas fortalezas y debilidades que podremos conocer mediante interrogaciones e investigaciones, que nos ayudarán a lidiar con ellos al momento de enfrentarlos. Aún con defectos (estas fortalezas y debilidades muchas veces no tuvieron influencia en nuestro estilo de juego), es un sistema muy bueno, y que con un par de mejoras puede resultar excelente en futuros juegos. Es muy sorprendente que, al volver a encontrarnos con Capitanes que ya hemos enfrentado anteriormente, se acuerden de esa pelea y hagan referencia a la misma, incluso hasta exhibiendo cicatrices que les hayamos infligido. El nivel máximo que puede alcanzar un Capitán es el de Caudillo. Son 5, y para poder matarlos deberemos cumplir objetivos especiales que los haga salir de su escondite y exponerse a nuestra espada.

Capitanes

Los capitanes y el sistema Némesis son las estrellas del juego

El juego es una excelente mezcla de la furtividad y el parkour de Assassin’s Creed y una muy lograda evolución del sistema de combate de Batman Arkham City, agregando además innovaciones propias

Como mencionamos, el sistema de combate es básicamente el de Batman Arkham City, recordemos que Shadow of Mordor comparte distribuidor con aquél (WB Games). Pero no es idéntico, en muchos casos tiene leves cambios que lo hacen mejor, a la vez que nos permite utilizar nuestras tres armas de acuerdo a la situación: el arco y flecha a la distancia, con la posibilidad de “enfocarnos” durante un limitado tiempo en que todo transcurre en cámara lenta; la daga para despachar furtivamente a enemigos que no se percataron de nuestra presencia; y la espada para el combate abierto. Cada una de las armas tiene una cantidad de espacios para runas que podremos desbloquear con Mirian, que obtenemos al completar misiones u objetivos. Cada una de estas runas, que recolectamos al matar a Capitanes, nos proveen de distintas mejoras, y cada una de ellas tiene distintos niveles. Podemos también vender runas a cambio de Mirian, por ejemplo cuando tengamos dos runas del mismo tipo.

Asimismo, podremos ir mejorando y desbloqueando habilidades de Talion, algunas de ellas sólo después de completar ciertas misiones de la historia principal, pero la mayoría a cambio de Puntos de Habilidad, los cuales obtenemos sumando Experiencia al matar Uruks. A medida que vamos incrementando las habilidades de Talion, el juego se va tornando más y más fácil. Los Uruks serán muy sencillos de despachar al conseguir combos altos, aún cuando parezca que nuestras posibilidades son remotas viendo un interminable número de enemigos a nuestro alrededor.

Mejora de armas

Puedes mejorar tus armas a través de runas que recoges de los capitanes que elimines

Árbol de habilidades

También puedes mejorar las habilidades de Talion

Aún así, Shadow of Mordor es increíblemente divertido, y matar Capitanes (especialmente Caudillos) es algo que rápidamente puede convertirse en una adicción, que nos haga invertir horas y horas en el juego sin realizar ningún progreso real en la historia principal o las misiones secundarias. Lo único que podemos reprocharle al sistema de combate es que de vez en cuando aparecen algunos problemas de cámara que nos impiden ver con claridad qué está sucediendo, algo que no recordamos nos haya pasado en Arkham Asylum ni en Arkham City.

Shadow of Mordor es increíblemente divertido, y matar Capitanes (especialmente Caudillos) es algo que rápidamente puede convertirse en una adicción, que nos haga invertir horas y horas en el juego sin realizar ningún progreso real en la historia principal o las misiones secundarias

Hablando de la historia principal: la misma es corta, te llevará entre 5 y 8 horas completarla, pero el juego te puede brindar incontables horas de entretenimiento con misiones adicionales y desafíos, además de, como ya mencionamos, la adictiva e interminable matanza de Capitanes. No dispone de un modo multijugador, a nuestro entender no lo necesita, y la única característica online es que cada tanto aparecerán en tu mapa Misiones de Venganza, que consisten en matar a un Capitán que haya derrotado a algún otro jugador.

Los gráficos de Shadow of Mordor son buenos, y están a la altura de las consolas de nueva generación, pero de todas maneras no descolla en este aspecto. La música del juego tampoco es destacable, la misma no aparece muy seguido, no es muy inspirada y no guarda similitud con la de las películas de Peter Jackson.

Combate

El sistema de combate está basado en el de Batman Arkham City, y es excelente

Como fan que soy de las sagas Assassin’s Creed y Arkham, puedo decirte sin duda que si te gustaron esos juegos no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar Tierra Media con Shadow of Mordor. A pesar de las similitudes con esos títulos, se siente fresco, novedoso y como un paso adelante. Sumado también a sus propias innovaciones, claro, especialmente la del Sistema “Némesis”. Y por supuesto lo extremadamente divertido que es el juego. Algo fundamental, ¿no?

Middle-Earth: Shadow of Mordor
Plataformas: PS4 / Xbox One / PS3 / Xbox 360 / PC
Desarrollado por: Monolith Productions
Distribuido por: WB Games
Género: Acción/Aventura
Fecha de lanzamiento en EE.UU.: 30/09/2014 (PC, Xbox One y PS4) – 18/11/2014 (PS3 y Xbox 360)

Analizado por: Nesherius – Analizado en: Xbox One
Escrito, editado y narrado por: Nesherius

Las cosas buenas

  • El Sistema "Némesis" promete mucho para juegos futuros
  • Sistema de combate casi perfecto
  • Adictivamente divertido

Las cosas malas

  • La historia podría haber sido mejor, además de cambiar / ignorar hechos acontecidos en los libros y las películas
  • Al conseguir la mayoría de las mejoras, el juego se vuelve muy fácil
  • Algunos esporádicos problemas de cámara